El estreñimiento es una enfermedad muy común que todos hemos padecido alguna vez y a la que no le brindamos la debida atención. Puede traer todo tipo de perjuicios al organismo y si las personas tuvieran conciencia de ello harían todo lo posible por evitarlo. Para muchas personas lo normal es evacuar sus desechos 2 o 3 veces a la semana, sin pensar que esto implica exponer a nuestro organismo a la intoxicación por la absorción de toxinas producto de la putrefacción de esos desechos. Lo más saludable es que una persona los evacúe todos los días.

La primera de las medidas a tomar si se quiere evitar el estreñimiento es beber suficiente líquido. En general, la ingesta de agua recomendada es de dos litros diarios si hace calor y litro y medio los días de frío. Cuanta más agua aportemos al organismo, el intestino grueso menos agua necesitará absorber de las heces, facilitando así la evacuación. A tal efecto, las infusiones son igual de efectivas.

Una forma efectiva y natural de combatir el estreñimiento es por medio de una dieta saludable. Lo mejor, es incluir muchos alimentos vegetales, lo cual constituye el mejor remedio. Entre los alimentos que debemos incluir destacan las ciruelas pasas (principalmente en ayunas), semillas de lino, ensaladas, aceite de oliva, arroz integral, calabaza, berenjenas, cebollas, coles, tomates, remolachas, nueces, uvas, zanahorias, miel, melón, higos, coliflor, jugos de frutas y similares. En resumen, hablamos básicamente de una dieta que sea lo más natural posible y que incluya principalmente vegetales.

También es recomendable emplear laxantes naturales que ayuden a ablandar las heces y a facilitar su expulsión del organismo. Entre los laxantes naturales más usados podemos mencionar los siguientes:

Alimentos probioticos: Productos lácteos fermentados como el yogurt y el kéfir con lactobacillius añadidos son una forma excelente de deshacerse de bacterias nocivas y limpiar el intestino, además contribuyen con la expulsión de desechos tóxicos.

  • Ajo: A pesar de su sabor algo fuerte, el ajo es un gran remedio para combatir el estreñimiento, ya que ayuda a que el cuerpo expulse todos los residuos que han quedado en el intestino. Así mismo, el ajo ayuda a eliminar parásitos y bacterias nocivas ya que tiene fuertes propiedades bactericidas.
  • Linaza: La linaza es otro buen remedio natural para el estreñimiento y tiene la ventaja de que puede ser usado de diversas formas. Por ejemplo, puede tomarse en forma de aceite o de semillas mezclado con jugos o licuado de vegetales como la sábila. Con esto se acentúan sus beneficios y se nutre al intestino.
  • Limón: Aunque muchas personas no lo saben, el limón también es un buen remedio contra el estreñimiento además de otros padecimientos. Para tomarlo como tratamiento terapéutico se recomienda mezclar el jugo de dos limones con medio vaso de agua tibia y beber el contenido en ayunas.
  • Infusiones o tés herbales: Existen varios tés que cuentan con excelentes propiedades para evitar el estreñimiento, como por ejemplo el té de manzanilla, cilantro, orégano o condurango. En este caso se recomienda tomar dos tazas de té.

Una buena digestión también evita el estreñimiento. Para favorecer la digestión, es necesario comer sentad@s y masticar bien la comida. A veces es difícil comer tranquil@ si tienes niños que atender y estás apurad@, pero es importante eliminar el estrés en las comidas en la medida de lo posible, y comer despacio y con calma.

El deporte es muy beneficioso para que el intestino trabaje adecuadamente. Al estar mucho tiempo sentados, los músculos del abdomen se relajan y los movimientos peristálticos (aquéllos que hacen avanzar los alimentos por el intestino hasta el colon) se producen con menor frecuencia. Hacer ejercicio físico con regularidad ayuda al metabolismo. Actividades sencillas como caminar 30 minutos diarios, realizar ejercicios abdominales de yoga o el pilates ayudan a erradicar el estreñimiento.

 

Leave a Reply