Como debo usar una tabla de inversión?

tabla de inversiónComo usar la tabla de inversión? Para ser lo más breve posible, te diré que utilizar una tabla de inversión es bastante sencillo, pero hay algunas normas de seguridad que debes tener en cuenta antes de su uso.

Antes que nada, para aquellos que no tienen muy claro para que sirve, les diré que se trata de un dispositivo que ayuda a la curación de los dolores de espalda y que además también ayuda a prevenirlos. Algunos de los mayores beneficios de su uso regular serían la mejora de la circulación sanguínea, mejora la postura corporal y la flexibilidad, alivia el estrés mental y muscular en general, además por supuesto, ser muy beneficioso para problemas relacionados con la espalda, como por ejemplo la ciática, las hernias discales, o simplemente los dolores de espalda comunes. Por tanto, el uso continuado de la tabla de inversión,  va a resultar en una gran mejoría de nuestro bienestar.

A continuación,  te detallo una guía paso a paso de cómo usarla para garantizar la máxima eficacia y seguridad:

PASO 1: Elige un entorno ideal

La elección de un entorno adecuado es crucial. Tienes que elegir una habitación abierta y donde tengas mucho espacio para moverse. También es importante que la coloques en un lugar donde sepas que no habrá interrupciones, para que así, se pueda concentrar en los ejercicios.

PASO 2: Ajusta correctamente su tabla de inversión

Debes ajustar la tabla de acuerdo a tu altura y tu peso. La mayoría de tablas llevan correas de seguridad, debes entonces asegurarte de que estén bien apretadas. Este paso solo lo deberás realizar la primera vez si eres el único usuario de la tabla.

PASO 3: Ajusta  la correa de seguridad

Como ya se mencionó en el paso 2, deberás comprobar que los cinturones de seguridad estén conectados correctamente a la tabla. En el manual de usuario, te ofrecerán una guía para la fijación de las correas  y también una visión detallada de cómo deben ir las correas conectadas entre sí.

PASO 4: Colocar la tabla de inversión en el ángulo de menor grado.

El ángulo mínimo de la mayoría de tablas será de 10 grados.

PASO 5: Asegúrate que tus pies están seguros y cómodos.

Una vez que estás montado, asegúrate de que las correas de los pies estén bien sujetas, pero tampoco debes sentir que te aprietan, ya que es muy importante sentirse cómodo. Es de suma importancia que tus pies no se muevan en ningún momento de la terapia.

PASO 6: Levanta las manos por encima de los hombros.

Una vez que tus pies están asegurados, tienes que proceder a levantar las manos por encima de los hombros. Es muy importante que las manos se encuentren por encima de los hombros para que de esta manera, la columna vertebral reciba el entrenamiento eficaz.

PASO 7: Empezar a practicar con ángulos de grado bajo.

Si vas a iniciar la terapia por primera vez, es muy importante que al principio practiques con el ángulo más pequeño, de esta manera la columna vertebral se irá acostumbrando poco a poco a la terapia.

PASO 8:

A medida que vayas usando cada vez más la tabla de inversión, cada vez podrás usar ángulos de grado superior. Durante un periodo de varias semanas, ves aumentando lentamente el ángulo en el que se invierte hasta que alcance el ángulo máximo. Recuerda que es muy importante siempre escuchar a tu cuerpo. Por tanto, si sientes algún dolor o malestar al utilizar los ángulos en un grado superior, deja de invertir de inmediato y vuelve al grado en el que no sentías ninguna molestia

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR