Enemas y lavativas

Categoría: Salud 

Un problema común de la salud en las personas es la mala atención en el cuidado del colon, la cual constituye una de las principales fuentes de intoxicación del cuerpo. Recordemos que a través del colon el organismo elimina la mayor parte de los desechos, por lo cual sino funciona adecuadamente puede ocasionar que nos […]

Un problema común de la salud en las personas es la mala atención en el cuidado del colon, la cual constituye una de las principales fuentes de intoxicación del cuerpo. Recordemos que a través del colon el organismo elimina la mayor parte de los desechos, por lo cual sino funciona adecuadamente puede ocasionar que nos autointoxiquemos lo que a su vez nos puede quitar vitalidad y salud. Por esto debemos procurar mantener nuestro colon limpio para lo cual podemos aplicar una serie de recomendaciones sencillas pero a la vez muy importantes:

Enemas y lavativas intestinales

El uso de enemas y lavativas intestinales es sumamente importante para limpiar el colon y recuperar el comportamiento normal en los movimientos intestinales. Para aquellas personas que tienen un intestino poco activo, irregular y de comportamiento algo perezoso, lo más recomendable es que se apliquen durante un año, todos los días, uno de estos remedios. Algunos expertos recomiendan que a los dos litros de agua del enema, se le añadan otras sustancias medicinales para ayudar en la limpieza. Por ejemplo, los enemas de te de semillas de lino sirven para reducir la inflamación del intestino. Por su parte, los enemas de arcilla contribuyen a remover las sustancias tóxicas que se acumulan en la pared del intestino.

Colemas

También pueden usarse colemas, que son enemas en los que se emplea un cubo con una capacidad de 15 a 20 litros de líquido. Con esto se busca que conforme el intestino se va llenando con el enema, vaya expulsando el agua que contiene las sustancias tóxicas removidas por la lavativa del colon. Las colemas se utilizan cuando se busca una limpieza profunda del colon.

Hidroterapia de colon

En los casos en que le resulta difícil a la persona efectuar este tipo de tratamiento en su hogar o en los que se requiere una terapia más drástica, se recomienda recurrir a sesiones de hidroterapia del colon por medio de un aparato clínico. En la mayoría de los casos, las sesiones tienen una duración de una hora. Básicamente el tratamiento consiste en la introducción de agua, de preferencia que sea de osmosis, en ocasiones destinas con el fin de que la limpieza se haga a fondo y el colon quede libre de cualquier impureza.

La ventaja del uso de aparatos clínicos es que el agua puede ser introducida a la temperatura y presión más adecuada para el paciente. En ocasiones, se le añade al agua algún tipo de producto o suplemento que sirva para la regeneración de la flora intestinal, tan importante para el buen funcionamiento del intestino.

 

Deja un comentario