5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Los grandes avances tecnológicos del siglo XX y XXI nos han traído una gran multitud de beneficios a nuestra vida, desde mejores maquinas sanitarias que nos permiten curar enfermos de una forma más rápida y efectiva, hasta maquinas capaces de permitirnos una mejora de la ganadería y la agricultura, pasando como no podía ser de otra forma, por una mejora considerable en la industria del entretenimiento y de las necesidades del hogar. Lo que ha hecho que hayamos empezado a cambiar nuestros hábitos de vida de forma muy considerable, ya que estos cambios tecnológicos han tenido un gran impacto positivo en nuestras vidas, y en la forma en la que nos desenvolvemos en ella desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

 


Y es que si antes teníamos que ir corriendo de aquí para allí para hacer todo tipo de gestiones, como puede ser llevar la ropa de la tintorería, jugar un rato a un juego, hablar con los amigo o ver a algunos familiares, comprar la comida, comprar una revista o periódico y un montón de gestiones más, hoy en día todas esas cosas podemos hacerlas completamente a través de un ordenador con conexión a internet, lo que nos permite hacer un montón más de cosas en menos tiempo, pero también provoca que no hagamos ningún tipo de esfuerzo físico, que si bien es muy cómodo y bien utilizado estos avances son una maravilla, nos está llevando a que tengamos una vida demasiado sedentaria y no realicemos por tanto ningún tipo de ejercicio físico de forma más o menos periódica.

Sin embargo, este estilo de vida tan cómoda también tiene sus repercusiones negativas en nuestra salud, ya que una vida sedentaria aumenta la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, mentales y también provoca un aumento de nuestra grasa corporal, haciendo que suframos de obesidad, aunque hay veces que la grasa se nos acumula o afecta a una zona más focalizada, como puede ser en glúteos, haciendo que este quede poco terso o incluso caído, algo que también puede ocurrir por otros motivos, pero que desde luego tiene solución. Y ese es el motivo por el cual he escrito este artículo, para mostraros unos cuantos ejercicios focalizados que os ayudaran a conseguir y mantener uso glúteos firmes y tonificados, que tanto nos gusta tener a todos.


Ejercicios sencillos para conseguir unos glúteos tonificados y firmes:

Sentadillas: Tan populares como efectivas, lo mejor es empezar a hacerlas sin peso, tan solo levantado el peso de vuestro propio cuerpo, y más adelante cuando lo tengáis más dominado podéis hacerlas cogiendo algo de peso, pero nada exagerado claro.

 


Zancadas: Son un ejercicio muy práctico y eficaz para conseguir unos glúteos firmes, sin embargo, por algún motivo que no comprendo es un ejercicio bastante desconocido, pero que hoy he decidido rescatar para mostrároslo. Lo primordial de este ejercicio es mantener el equilibrio y no sobrepasar la punta del pie con la rodilla.

 


Puente: Este ejercicio es uno de los más sencillos y populares, para realizarlo hay que levantar el tronco y mantenerlo firme durante dos segundos, bajamos y repetimos el ejercicio, así unas cuantas series que deberéis ir aumentando conforme avancéis.

 


Extensión de cadera: Para realizar este ejercicio debemos poner los antebrazos en el suelo en paralelo, rodillas apoyadas y extendemos la pierna y después la volvemos a contraer, tras lo cual hacemos lo mismo con la otra pierna, y así unas cuantas repeticiones.

 


 


Subir escaleras o hacer step: Es tan sencillo como subir escaleras de forma normal, ya que esto es muy efectivo para conseguir unos glúteos firmes, además podemos aprovechar cuando subimos a nuestra casa o a la oficina y en vez de hacerlo por el ascensor hacerlo andando, así estaremos haciendo ejercicio sin ni siquiera sacar un hueco especial para ello. Otra opción es usar un step, y hacer como que subimos la escalera, primero con una pierna y luego con la otra, deberemos hacer las mismas repeticiones con una pierna que con la otra para que no nos quede un glúteo más firme que el otro.
 


 


Saltos con palmadas: Este ejercicio es de los más conocidos también, por no ser solo un ejercicio de definición de glúteos, sino que además haremos un poco de cardio, se trata de saltar abriendo y cerrando las piernas, dando una palmada por encima de la cabeza cada vez que saltamos, como veis es muy sencillo de utilizar y nos aportara distintos beneficios.
 


 


Escalador: Este ejercicio seguro que lo habéis hecho alguna vez, aunque quizás no os suene por este nombre, se trata de poner las dos manos en el suelo y hacer como que corremos, pero sin movernos del sitio, primero una pierna hacia delante sin quitar las manos del suelo, después la echamos hacia atrás y repetimos con la otra pierna, y continuamos así hasta completar el objetivo que nos hayamos marcado.
 


 


Elevación de talones: Este ejercicio consiste en ponernos de pie rectos y con los brazos pegados en los laterales de cuerpo, tras lo cual levantamos los talones poniéndonos de puntillas, tras lo cual nos mantenemos unos segundos en esta posición y bajamos, y así varias repeticiones, que nos ayudaran también a ejercitar los gemelos y los tobillos.
 


 


Rodillas a la cadera: Este ejercicio como su propio nombre indica, consiste en levantar primero una rodilla a la altura de la cadera, bajarla y luego la otra, pero haciendo con buen ritmo como si estuviéramos corriendo, tal y como podéis ver en el siguiente video.
 


 


Y hasta aquí los ejercicios que os puedo recomendar para que consigáis unos glúteos tonificados y firmes, aunque si queréis conseguir unos glúteos firmes y tonificados tendréis que ser constantes en vuestros objetivos, e ir aumentando dichos objetivos hasta que veáis los resultados, los cuales llegaran antes de lo que pensáis. En fin, espero que os haya gustado el articulo y haberos servido de ayuda, cualquier duda u opinión que tengáis escribirla a través de un comentario, que yo os contestare en cuanto la lea. Gracias por vuestra visita y espero que volváis a visitarme muy pronto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar