5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

El otoño y el invierno son 2 estaciones del año, que tienes muchas cosas positivas, ya que en ellas tenemos fiestas tan importantes como la navidad, y en cuyas estaciones nuestros paisajes naturales empiezan a perder ese verdor típico de la primavera y el verano, dando paso a los distintos tipos de colores marrones y rojizos de las hojas de los arboles tan típicos del otoño. Estaciones también en las cuales por fin desaparece el calor, pudiéndonos acostar y dormir calentitos tapados con las mantas, cosa que el calor nos suele dificultar muchísimo en verano. Sin embargo, no todas las cosas en estas 2 estaciones son positivas, ya que con el frio llegan también los resfriados y la gripe.

 


Y es que es una época en la que los resfriados y la gripe se llegan a convertir en una verdadera pandemia, y aunque so 2 enfermedades que salvo complicaciones no son enfermedades graves, sí que nos hacen encontrarnos muy mal, y es que estas llevan aparejadas un montón de síntomas desagradables, tales como dolor de garganta, tos, estornudos, fiebre, dolores musculares o congestión nasal. Congestión nasal que nos impide respirar bien, nos provoca dolores de cabeza y mareos, y hasta casi no nos deja pensar, a lo que hay que sumar la necesidad de estar llevando pañuelos a todas partes para estar sonándonos continuamente, lo que también es bastante desagradable.

Y aunque no hay nada que podamos hacer para eliminar la congestión nasal de forma definitiva, ya que eso solo ocurrirá cuando superemos la gripe o el resfriado, si podemos llevar a cabo algunas prácticas que nos ayudaran a aliviar o reducir esa molesta congestión nasal, de una forma totalmente natural y casera, los cuales, aunque no nos vayan a curar, si harán que nos sintamos mucho mejor. Y ese es el motivo por lo cual he escrito este artículo, para mostraros cuales son dichos remedios naturales o prácticas que os ayudaran a reducir dicha congestión nasal, haciendo que llevéis lo mejor posible vuestro resfriado común o gripe, remedios que os dejo justo a continuación.


Como aliviar o reducir la congestión nasal con remedios caseros:

Humidificador: Los humidificadores son máquinas cuya función es calentar agua y verter así vapor al ambiente de la habitación donde lo hayamos encendido, dicho vapor ayudara a que nuestras fosas nasales se desinflamen un poco, liberando así la mucosidad de las vías respiratorias y aliviando por tanto la congestión. Sobre todo, si disponemos de aceites esenciales puros, compatibles con humidificadores que sean de olores como la menta y el eucaliptus, los cuales harán que la descongestión sea más rápida además de disfrutar de un gran olor.

Ducha o baño de agua caliente: Al igual que con el humidificador, el vapor del agua que surgirá al ducharnos con agua caliente, ayudará a descongestionar nuestras vías respiratorias, donde un baño relajante será siempre mucho más efectivo que una ducha debido a que el baño genera mucho más vapor y además al estar sumergidos, el agua estará muy cerca de nuestras fosas nasales, ayudando así mucho más a su descongestión. Estos baños descongestionantes, son mucho más efectivos, si añadimos al agua sales de baño con olor a eucaliptus o menta, debido a su efecto expectorante y descongestionado de las vías respiratorias.

Toallita o trapo mojado con agua tibia: Mojar un trapo en agua tibia y ponérnoslo sobre la nariz hasta la frente, ayudara a desinflamar nuestras vías respiratorias superiores, y a que la sensación de congestión sea mucho menor, dicho trapo o toallita mojada, debemos volverla a humedecer en agua caliente tan pronto la toallita se haya enfriado.

Beber mucho líquido: Al aumentar la ingesta de líquido, la mucosidad tiende a diluirse y expulsar más rápidamente, rebajando así la congestión nasal, para que este remedio sea más efectivo, se recomienda beber tés o infusiones calientes de menta o eucaliptus, ya que cuando vas a darle un sorbo al vaso, estaremos acercando la nariz al vaso, donde entrara tanto el vapor que este soltando dicha bebida caliente, y además nos estará daño los aromas de dichas hierbas que son aún más expectorantes, por lo que si lo que bebemos es una infusión o té caliente, será doblemente efectivo, ya que nos ayudara por ser un líquido y por el vapor, y si además es de eucaliptus o menta, el efecto será triple, ya que nos ayudara por ser un líquido, por el vapor que inhalemos y por la fuerza expectorante de la menta y eucaliptus.

Caramelos o chicles de menta o eucaliptus: Esto no solo nos ayudara con la garganta si la tenemos irritada, sino que como ya hemos dicho anteriormente, debido a que la menta y el eucaliptus es expectorante, nos ayudara a rebajar un poco la congestión nasal, cuando más fuerte sea el sabor y olor de estos caramelos o chicles mucho mejor descongestionara nuestra nariz, y por tanto mejor respiraremos.

Aceites esenciales de menta o eucaliptus: Debido a su fuerte potencia expectorante de estas 2 plantas, un masaje en el pecho con un poco de aceite esencial de eucaliptus o menta, puede ayudar a reducir la congestión nasal y por tanto hacer que nos sintamos mucho mejor, y todo ello de una forma natural y casera, que salvo que seamos alérgicos a dichas plantas no tiene efectos secundarios y lo podemos aplicar tantas veces lo necesitemos.

Y hasta aquí los remedios caseros y naturales que os puedo mostrar, para combatir y reducir la congestión nasal producida por los resfriados y la gripe, espero que os haya gustado el artículo, y que os haya servido de ayuda para que os encontréis mucho mejor cuando paséis por un resfriado o una gripe, que esperemos que sean las menores veces posibles. Si os quedara alguna duda o conocierais cualquier otro remedio, escribirlo a través de un comentario y yo os contestare en cuanto lo lea. Muchas gracias por vuestra visita, y espero que volváis a visitarme muy pronto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar