5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Hay muchos motivos por los cuales podemos tener tos, la inmensa mayoría de veces esta suele aparecer en procesos catarrales como el resfriado común o la gripe, pero de forma general la tos aparece siempre que nuestra garganta se irrita, a veces esto nos ocurre debido al frio, otras nos ocurre por forzar demasiado la voz, algo que ocurre mucho en profesiones como teleoperador o maestro, y en otras ocasiones se debe a los hábitos de vida que llevamos, como puede ser beber siempre bebidas muy frías o una de las cosas que más daño le hacen a la garganta, que es el tabaco, ya que el humo del tabaco es extremadamente irritante para nuestra garganta, lo cual es una de las principales causas de tos en personas fumadoras.

 


Hay 2 tipos de tos, está la tos expectorante, cuya función es la de expulsar el moco o flemas de la garganta o nuestro sistema respiratorio, este tipo de tos es una tos que nunca debemos intentar eliminar, ya que la tos expectorante es beneficiosa para nuestra salud y solo estará presente hasta que haya logrado expulsar todos los cuerpos extraños de nuestra garganta. Sin embargo, la tos seca si debemos eliminarla, ya que esta no tiene ningún tipo de beneficio para nuestra salud y solo consigue irritar más la garganta, haciendo que cada vez tosamos más y por tanto entremos en un bucle de tos muy molesto y desagrádale, de irritación de garganta, al que si no le ponemos fin, nos hará pasar todo el día tosiendo y evitara que nuestra garganta pueda descansar recuperando así su buen estado de salud así que es en el tipo de tos que nos vamos a centrar hoy.

Aunque la tos, ya sea expectorante o seca no es grave, si es bastante desagradable y molesta, así que, si os queréis deshacer de la tos seca, ya que la expectorante tal y como habíamos explicado anteriormente es buena para nuestra salud y no debemos intentar pararla, lo primero que debéis hacer es evitar irritar la garganta con ciertos malos hábitos de vida que solemos realizar sin darnos cuenta, por lo que lo primero que deberíais hacer es dejar de beber bebidas muy frías o muy calientes y en su lugar beber bebidas a temperatura normal o templadas, es decir ni muy frías ni muy calientes, evitar comidas picantes y desde luego estar siempre en un ambiente sin humos, ya sean del tabaco o de cualquier otro tipo, así que nada de fumar.

Pero, aunque llevar unos hábitos de vida que sean saludables para nuestra garganta nos ayudara a prevenir ataques de tos, o a eliminarla si estos eran la causa, al corto plato hay remedios naturales y caseros que podemos utilizar y los cuales nos ayudaran a reducir los ataques de tos que sufrimos hasta que nuestra garganta se haya curado, dando igual el origen por el que esta haya aparecido. Y es precisamente por ese motivo por el cual he escrito este artículo, para mostraros que remedios caseros y naturales son esos, con lo que ayudar a reducir o eliminar la tos de una forma sana y sin la necesidad de utilizar medicamentos para ello, ya que estos hay que tomarlos solo cuando los envía el médico y no debemos abusar de ellos, por lo que a continuación os dejo con los remedios contra la tos que os había prometido.


Remedios caseros y naturales para reducir o eliminar la tos:

Infusión de miel y limón: Es el remedio más eficiente y utilizado para combatir la tos, ya que la miel tiene efectos antiinflamatorios, antisépticos y calmantes, a lo que hay que sumar que la miel es un demulcente, su viscosidad y su propiedades pegajosas son perfectas para combatir la tos seca, pues recubre y calma la zona irritada por tanto a disminuir también la tos, la mejor forma de preparar una infusión de miel y limón, es poner un par de cucharadas soperas de miel en un vaso, tras lo cual añadimos 1 o 2 cucharadas soperas más de limón exprimido y metemos el vaso al microondas, hasta que la miel se vuelva liquida, lo que solo le llevara tan solo unos segundos, tras lo cual la removemos y le echamos 2 o 3 cucharadas soperas de agua, tras lo cual nos la podemos beber poco a poco, dándole sorbitos de vez en cuando, ya veréis que diferencia desde el primer sorbo.

Infusión de jengibre y menta: El jengibre es un expectorante natural, antinflamatorio y calmante que os ayudara tanto contra la tos seca, reduciéndola, como la tos expectorante, la cual hará os ayudara a expectorar más y por tanto a que esta termine antes su labor y desaparezca antes. Además, la menta nos ayudara a evitar ese cosquilleo en la garganta que nos provoca más tos. Si a ello le sumamos un poco de miel para endulzarla, conseguiremos un efecto mucho mayor gracias a los efectos de la miel descritos anteriormente.

Infusión de tomillo: El tomillo es un excelente remedio para calmar la tos, ya que además de ser antiinflamatorio ayuda a relajar los músculos de la tráquea, aliviando así la tos. Este efecto se ve muy potenciado si al igual que la infusión anterior la endulzamos con miel, ya que tanto por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y calmantes, y a su textura viscosa y pegajosa, reducir en gran medida el picor y la irritación de nuestra garganta reduciendo así la tos seca.

Beber muchos líquidos: Mantener las paredes de la garganta húmeda, evitara o reducirá la sensación de cosquilleo y por tanto el impulso de toser continuamente, por lo que ten a mano siempre algún tipo de líquido como el agua para este fin, aunque os recomendamos mejor que sea cualquiera de las anteriores infusiones debido a las propiedades antitusivas que contienen y que no tiene el agua.

Humidificador: Mantener el ambiente con una buena humedad evitara que las membranas de nuestra garganta se resequen y nos aumente la sensación de cosquilleo y por tanto nos produzca tos, por lo que un humidificados nos ayudara en gran medida a evitar esto, si además estamos resfriados, añadirle un poco de aceite esencial de tomillo, menta o eucaliptus también ayudara a despejar las vías respiratorias de mucosidad y por tanto a aliviar la tos expectorante también al facilitarle el trabajo de expulsar la mucosidad y las flemas.

Caramelos de miel, menta o regaliz: Os ayudaran a mantener la garganta húmeda y a despejar las vías respiratorias en caso de tener mucosidad, aliviando así varios síntomas del resfriado en caso de que lo tengáis, y sino lo que si reducirá son las ganas de toser que es lo que más nos interesa en este artículo, por lo que llevar unos cuantos caramelos encima y tomarnos uno cuando sintamos mucho picor en ella, nos evitara tener ataques de tos.

Y hasta aquí todos los remedios y consejos naturales y caseros que os puedo recomendar, para combatir la tos seca o facilitar la tos expectorante, espero que este articulo os haya gustado, y os haya servido para terminar con la tos seca y sus molestias. Si tenéis cualquier opinión o duda escribirla a través de un comentario, ya que yo estaré encantado de intentar ayudaros y de saber vuestra opinión, por lo que os responderé en cuanto lo lea. Muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis a visitarme muy pronto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar